Camuflaje en Mujeres con TEA: Ocultando una Realidad no Reconocida

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a personas de todas las edades, géneros y antecedentes étnicos. Aunque el TEA se presenta de manera diversa en cada individuo, durante mucho tiempo, la imagen predominante del autismo se centraba principalmente en los síntomas típicos en los hombres y niños, lo que llevaba a que el TEA en mujeres pasara desapercibido o se malinterpretara. Una de las características más intrigantes y, a menudo, pasadas por alto en mujeres con TEA es su habilidad para camuflar sus dificultades sociales y comportamentales, un fenómeno que merece una atención más detallada.

Camuflaje Social: Una Estrategia de Supervivencia

El camuflaje social se refiere a la habilidad de una persona con TEA para disfrazar o esconder sus dificultades sociales y de comunicación al adoptar comportamientos aprendidos que parecen ser socialmente aceptables. En otras palabras, las mujeres con TEA a menudo desarrollan estrategias de camuflaje para navegar en el mundo social que las rodea.

Este fenómeno puede manifestarse de diversas maneras, desde imitar gestos y expresiones faciales hasta memorizar conversaciones y aprender reglas sociales de manera consciente. A menudo, estas habilidades de camuflaje se desarrollan en respuesta a una intensa necesidad de encajar en un mundo que, a menudo, puede resultar confuso y abrumador para ellas. El camuflaje social se convierte en una especie de máscara que oculta su verdadera experiencia del TEA. 

Los Desafíos del Camuflaje en Mujeres con TEA

Aunque el camuflaje social puede ayudar a las mujeres con TEA a funcionar en situaciones sociales, también conlleva una serie de desafíos significativos:

  1. Fatiga y Estrés: Mantener un camuflaje constante puede ser agotador y estresante. Las mujeres con TEA a menudo describen sentirse agotadas después de interactuar socialmente debido a la energía que requiere mantener las apariencias.
  2. Sensación de Disonancia: El camuflaje puede crear una sensación de disonancia entre la persona que realmente son y la imagen que proyectan hacia el mundo exterior. Esto puede llevar a problemas de autoestima y confusión sobre la propia identidad.
  3. Dificultades de Diagnóstico: El camuflaje social puede hacer que sea más difícil para los profesionales de la salud y educadores reconocer el TEA en mujeres, lo que resulta en diagnósticos erróneos o retrasados.
  4. Falta de Apoyo: Debido a que las mujeres con TEA pueden parecer socialmente competentes, es posible que no reciban el apoyo necesario para abordar sus desafíos subyacentes.

Rompiendo el Ciclo del Camuflaje

Es fundamental comprender y reconocer el fenómeno del camuflaje en mujeres con TEA para brindarles el apoyo adecuado y mejorar su calidad de vida. Aquí hay algunas estrategias clave para ayudar a romper el ciclo del camuflaje:

  1. Educación y Conciencia: Los profesionales de la salud, educadores y la sociedad en general deben ser conscientes de las diferencias en la presentación del TEA en mujeres y hombres. La educación y la sensibilización pueden conducir a diagnósticos más precisos y oportunidades de apoyo temprano.
  2. Promover la Autenticidad: Fomentar un ambiente en el que las mujeres con TEA se sientan seguras siendo auténticas y no sientan la presión de camuflar sus dificultades puede ayudar a reducir el estrés y la fatiga asociados con el camuflaje.
  3. Apoyo Terapéutico: La terapia y el apoyo social pueden ayudar a las mujeres con TEA a desarrollar habilidades sociales genuinas en lugar de depender del camuflaje. Estas habilidades pueden ser valiosas para construir relaciones significativas y mejorar la calidad de vida.
  4. Comprender el Autismo en Mujeres: La investigación sobre cómo se manifiesta el TEA en mujeres y las diferencias de género en el diagnóstico y el tratamiento es esencial para brindar el apoyo adecuado.

El Camuflaje como una Estrategia de Supervivencia

Es importante reconocer que el camuflaje social en mujeres con TEA es, en muchos casos, una estrategia de supervivencia que les ha permitido adaptarse y funcionar en un mundo social que a menudo no comprende sus necesidades. Aunque puede tener sus desafíos, también es una muestra de la resiliencia y la capacidad de adaptación de estas mujeres.

En conclusión, el camuflaje social en mujeres con TEA es un fenómeno complejo y a menudo pasado por alto que merece una atención más amplia en la sociedad y en la comunidad médica. Comprender y reconocer el camuflaje es fundamental para brindar apoyo a estas mujeres, reducir el estrés y la fatiga asociados con el camuflaje y promover la autenticidad y la inclusión en un mundo que a veces puede resultar desafiante. Romper el ciclo del camuflaje es un paso crucial hacia una mayor comprensión y aceptación de las mujeres con TEA y hacia la creación de un mundo más inclusivo para todas las personas, independientemente de su neurodiversidad.

Servicio  Mujer

con TEA

Más información

Compartir

Próximo Curso Online

Hábitos de Autonomía y Autocuidado para personas con autismo

23 Febrero
Ángeles Carrera

Nuestra comunidad

Red de profesionales en Whatsapp para fomentar el conocimiento en la Atención Temprana

¿Necesitas apoyo a domicilio en Sevilla?

Contacta con nosotros

Únete a la Newsletter

Subscríbete a nuestra newsletter mensual

Noticias sobre los Trastornos del Neurodesarrollo y la Atención temprana

Colabora con nosotros

¡Hazte socio colaborador!

Blog

Artículos Relacionados

Embarazo y autismo

El embarazo es un viaje excepcional en la vida de cualquier mujer, es un momento único que nos atraviesa y afecta a todos los niveles de nuestra existencia, también nos hace cuestionarnos como

PICTOGRAMAS Y AUTISMO

Comunicación y lenguaje en TEA La comunicación y el lenguaje son esenciales en todo ser humano para relacionarse con los demás, para ejercer su propia autonomía, para aprender, para disfrutar y para participar

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
    ¿Ayuda?